Editorial 73

  

La Festa de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

 

         José Soler CarnicerEl 8 de Diciembre del pasado año fue un día inolvidable para Algemesí. La ciudad de la Ribera celebraba por todo lo alto que la UNESCO, el 29 de Noviembre, en la reunión celebrada en Bali (Indonesia) había declarado a la Festa de la Mare de Déu de la Salut como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Esta fiesta aúna tradición, fe y el compromiso cívico de un pueblo transmitido de generación en generación desde hace más de cuatro siglos. Así en el desfile que recorre las calles de Algemesí en el mes de Septiembre, se une la devoción religiosa del pueblo hacia su celestial Patrona con cuarenta y ocho horas de fiesta ininterrumpida en la que participan más de mil personas durante la procesión general. Desfilan en ella personajes bíblicos, la popular Muixranga y las danzas de  Els Bastonets, Les Llauradores, Els Pastorets, Els Arquets, la Carxofa y Els Tornejants, grupos formados por vecinos de los cuatro barrios históricos del pueblo. Ellos mismos han confeccionado de manera artesanal todos los trajes y conservado las partituras musicales que se interpretan en cada baile, siendo la base de la continuidad de la fiesta.

La defensa del Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad fue aprobado en 1974 por la UNESCO. España se incorporó en 1974 y en la actualidad es el segundo país con mayor número de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad en el mundo, detrás de Italia.

En la comunidad Valenciana son ya seis los lugares o actuaciones que han recibido esta calificación. Son: La Lonja de Valencia, el Palmeral de Elche, el Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia, el Misteri de Elche, el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo y ahora la Festa de la Mare de Déu de la Salut de Algmesí.

 

                                                             José Soler Carnicer